SERVICIOS

CELDAS DE CARGA

Las  CCI consisten en un sistema de doble cilindro de acero, semejante a un gato hidráulico, que se coloca en la punta del pilote. Una vez construido el pilote se procede a la inyección de la celda con mortero, consiguiendo la movilización tanto de la punta del pilote, como en ocasiones del fuste completo.

El proceso de inyección expande la celda verticalmente incrementando la rigidez de la punta ya sea por compactación en suelos granulares o por remoldeo y consolidación en suelos plásticos. Con este proceso  se  remedian las alteraciones del suelo en la punta debido al proceso constructivo.

Además, el proceso equivale a un ensayo de carga  bi-direccional, ya que durante todo el proceso de inyección  se registran  electrónicamente los parámetros de presión, volumen y desplazamientos en la punta y la cabeza.

↓